Especial Apertura Chakras

Especial Apertura Chakras

¿Habéis sentido alguna vez que la energía se os escapa? ¿Queréis llegar con energía a la tarde pero os es imposible? ¿Le dedicáis demasiado tiempo y energía a cosas que no son necesarias?

Si te ha pasado alguna vez, es posible que tengas algún bloqueo en alguno de tus chakras pero...

¿sabes qué son los chakras? 

Los chakras son centros energéticos que tenemos en nuestro cuerpo y a través de los cuales fluye nuestra energía, la energía vital. Cada chakra tiene una frecuencia que hace que los percibamos cómo los 7 colores del arco iris. Estos centros energéticos nos dan muchísima información de cómo somos, dónde podemos tener un bloqueo o qué debemos sanar de manera emocional. Si sabemos leer las señales, tenemos mucho ganado para no quedarnos bloqueados o sin energía. 

Los 7 chakras son:

Muladhara: el chakra raíz. Se encuentra en la base de la columna. 

Swadistana: ubicado en el sacro.

Manipura: el del plexo solar. Lo encontramos unos dedos por encima del ombligo.

Anahata: chakra corazón.

Visuddha: Chakra de la garganta.

Anja: Chakra del tercer ojo.

Sahasrara: chakra corona.

 

A cada chakra se le asocia un color, así cómo minerales u olores para poder trabajarlos y potenciarlos. Cuando la energía fluye a través de los chakras sentimos una sensación de bienestar y equilibrio. Sentimos que todo está en su sitio pero, 

¿cómo podemos hacer para alinearlos? 

 

Si quieres dedicarte un momento para ver cómo fluye tu energía, te propongo lo siguiente: 

Para mayor concentración, enciende una vela morada. La blanca también es perfecta, pero la morada te ayudará a conectar con tu consciencia. Una vez hayas encendido la vela, ponte en una posición de meditación. Para este ritual es mejor estar sentado, pues vamos a tener que estar pendientes de la llama de la vela. Si te ayuda a concentrarte, ponte un poquito de música relajante o de meditación. 

Una vez tengas la vela encendida y la música puesta, vas a concentrarte en la llama de la vela y vas a empezar a visualizar el color rojo del primer chakra. Puedes ir poniendo las manos allí dónde está cada punto energético de tu cuerpo visualizando cada uno de los colores. Cuenta unas 10 respiraciones conscientes por cada chakra, pero si tu cuerpo te pide pasar más tiempo concentrada en alguno de ellos, adelante, escucha a tu cuerpo. Repetiremos este proceso hasta llegar al último, el chakra corona. 

Intenta notar los flujos de energía fluyendo bien por tus centros energéticos. Este ritual, lo puedes realizar a diario y lo puedes hacer al final del día si tu cabeza va a 3mil revoluciones o también por la mañana, para que te de un buen chute de energía.

 

¡Pruébalo y nos cuentas!

Recuerda que la primera persona a la que no debes fallar es a ti mismo. Los pensamientos son más poderosos de lo que creemos, así que préstale mucha atención a tus palabras y no pierdas el tiempo en cosas que no te aportan.

 

Leave Your Comment